Scriabin, preludio op. 45 n. 3 (Propuesta de audio 15)

La semana pasada empezamos a trabajar el lenguaje de Alexander Scriabin (1871 - 1915) en la clase de análisis 3.

Para no empezar demasiado fuertes (y más viniendo de Navidad), elegí el preludio op 45 n. 3 que os comentaré aquí.

El preludio frente al que nos encontramos se trata de una pequeña pieza para piano en Mi bemol Mayor con una sonoridad característica debido a las apoyaturas y a los acordes alterados.

La pieza se estructura en dos secciones, es decir, en forma binaria simple de manera que la primera sección realiza una función expositiva donde nos muestra el material de la pieza que repetirá en la segunda sección (a partir del compás 9) aunque cambiando el esquema de tonalidades para adaptarse a la forma binaria tipo suite terminando la primera sección en la tonalidad de la dominante SibM:

[ A                                                  ] - [A'                                                            ]
T. principal                T dominante      T principal                            T. principal
MibM     SibM   DobM   SibM              MibM      SibM     FabM    MibM      + ampliación externa


Veamos los dos primeros compases:
Compases 1 y 2 del Preludio op 45 n. 3 (Scriabin). Fuente: C. Tormo

En la imagen podemos ver cómo va a funcionar la armonía de la pieza. Encontramos una tonalidad clara MibM aunque los acordes que aparecen tienen una nota característica, la 5ª en menos. Esta nota la utilizará en toda la pieza así como las apoyaturas.

Encontramos además, que construye el primer compás sobre una línea descendente en la mano izquierda que nos conduce hasta una sexta aumentada wagneriana (acorde de dominante de la dominante con 5ª en menos, es decir, misma configuración que el primer y segundo acordes, con lo que podemos considerarlo de la misma manera puesto que la resolución tampoco es la más natural de acorde de sexta aumentada.

El motivo principal aparece pintado en verde (saldrá muchas veces) y hay un nuevo motivo contrastante en color amarillo que consiste en un diseño arpegiado.

En los compases 3 y 4, Scriabin repetirá estos dos compases pero en la tonalidad de SibM y posteriormente, en el compás 5 hace una pequeña variación del motivo ahora en DobM.

Compases 5-7 del Preludio op 45 n. 3 (Scriabin). Fuente: C. Tormo

En la imagen podemos ver lo que os he comentado, en este caso, este fragmento está colocado sobre un ciclo de quintas sobre las tonalidades DobM y SibM para terminar con una cadencia entre los compases 7 y 8 auténtica imperfecta.

A partir del acorde del compás 9 vuelve a aparecer el principio, aunque esta vez se le añade una anacrusa en el compás 8 sobre el acorde de dominante de MibM.

Respecto a los motivos, podemos ver una variación en el compás 5 del motivo aparecido en el compás 1 (en verde) y un nuevo motivo en el compás 7 (azul) que utiliza como conclusión.

En la segunda sección, como hemos dicho, se vuelve a presentar el principio de los compases 9 a 12. A partir del 13 Scriabin utilizará una tonalidad curiosa FabM. Si pensamos qué hace esa tonalidad en la pieza es fácil, fab es el II grado rebajado de Mib, es decir, la tonalidad de la Napolitana con lo que veamos la cadencia final:

Compases 16 - 21 del Preludio op 45 n. 3 (Scriabin). Fuente: C. Tormo

Como ya hemos dicho, los compases 17 - 21 son la repetición idéntica (excepto por el elemento arreglado del compás 16) de los compases 13 - 16, por lo que podemos considerarlos un fragmento de ampliación externa.

En este fragmento podemos ver lo que hemos comentado antes, la tonalidad FabM es la Napolitana de MibM, con lo que realmente podríamos considerar esta gran cadencia desde el compás 17 como la dominante de la Napolitana - Napolitana - V - I (y así no haría falta modular a FabM).

Todo esto termina en una cadencia curiosa, enlaza V - I con lo que se trata de una cadencia auténtica, pero la 5ª en más de la dominante (fa#) no resuelve al sol, dejando el acorde de tónica incompleto (sin tercera) y al terminar en posición de 5ª se trata de una cadencia auténtica imperfecta.

Esto es solo un acercamiento al primer lenguaje de Scriabin, ni mucho menos define todo su material idiomático pero ya nos da una idea de cómo pensar sus armonías. En esta primera etapa tiene predilección por los acordes con quinta en más o quinta en menos, así como las relaciones de Napolitana. Posteriormente seguirá utilizando esto pero dentro de un sistema más complejo que veremos próximamente.

Ahora solo queda escuchar la pieza para acabar de entender la sonoridad del compositor. Espero que os guste:



Hasta la próxima semana!


Comentarios